En honor a la verdad

“En Honor a la Verdad”

 

 

Presentación

 

Continuando con su fundamental labor editorial y de investigación de la historia nacional, la Comisión Permanente de Historia del Ejército del Perú (CPHEP) presenta el libro “En honor a la Verdad”.

Con rigurosidad y exhaustividad, este libro narra el rol del Ejército en la guerra que se desató entre el Estado peruano y los grupos terroristas, Sendero Luminoso y el MRTA. Asumir el estudio de este periodo histórico es de suma importancia puesto que es el segundo episodio más trágico – después de la guerra de 1879 – de nuestra historia republicana.

“En Honor a la Verdad” describe una realidad que proviene del interior del Ejército, es el testimonio de los que en nombre de la sociedad del Estado peruano a un costo muy alto, derrotaron al terror. Este libro brinda explicaciones sobre una actuación de la que se ha hablado bastante, pero con poco conocimiento de los que hicieron posible esta victoria.

 

Comisión Permanente de Historia del Ejército del Perú

 

En Honor a la verdad

 

Hace unos treinta años, el Perú empezó a girar, sin querer, en un amargo círculo de terror cuyos orígenes pocos comprendían con claridad. Los peruanos de todos los sectores socioeconómicos abrimos los ojos y nos dimos cuenta que éramos presas de una vorágine de sangre e ideología fanática que nos estaba exterminando como nación.

 

En nuestro ideario, todo este tiempo nos podría parecer lejano. La pérdida de un padre o un hijo era el pan de cada día. Cada zarpazo de terror dejaba cicatrices que hasta ahora están dibujadas en parte de nuestra sociedad. ¿Quién no vio una víctima, si es que no lo fue?  ¿Quién no tuvo un pariente, un amigo, un compañero o un vecino entre las víctimas?

 

El presente libro denominado “En honor a la verdad” cuenta la realidad que vivió el Ejército, componente de las Fuerzas Armadas, cuyos efectivos hicieron frente al desafío de imponer el orden y conquistar la paz. Un observador poco acucioso podría argumentar superficialmente que este volumen trata de limpiar la honra institucional o maquillar la historia en beneficio propio. Pero esa aseveración es una tesis lejana, pues quienes no conocen el Ejército del Perú por dentro, no tienen idea de los valores que recorren las venas de sus integrantes y de la organización a la que pertenecen.

 

Por eso, este libro busca que no se omita una voz importante en la historia de la República. Una voz que es una verdad, pues la construcción de nuestro futuro, depende de la honestidad con que los peruanos afrontemos la realidad. Apuntamos a estar en el camino correcto.

 

 

En la primera parte se expone la situación del Perú antes de 1983 para contextualizar el inicio de la violencia a través de antecedentes políticos, sociales, económicos y militares; para luego describir los actores directos y a los que de uno u otro modo mantuvieron relación con el hecho.

 

La segunda parte (1983 – 1985) detalla la intervención inicial del Ejército en la guerra contra las organizaciones terroristas en los frentes de Huamanga, Huancayo y Huallaga, y los problemas que esto conllevó.

 

La tercera parte (1985-1989) entra de lleno a la generalización y expansión de la guerra y abarca casi todo el territorio nacional con diferentes niveles de intensidad; con excepción de Loreto, Madre de Dios, Tumbes, Moquegua y Tacna sin que esto quiera decir que no sintieron sus efectos o algunos actos de terror aislados.

 

La cuarta parte denominada “Los éxitos en el Campo de Batalla” (1989 – 1995), que señala las causas de este viraje y el continuo debilitamiento de las huestes terroristas.

 

La quinta parte (1995 – 2000) se estudia la derrota de los dos enemigos, el precio de la paz y cómo afectó, y viene perjudicando, el proceso de pacificación en la institución y sus componentes. El Ejército del Perú se precia de ser una institución sólida y digna, fruto del permanente avatar desde los orígenes de nuestra República; por ende expone diáfanamente los errores cometidos en la conducción de esta guerra.

 

En la sexta y última parte se nutre de toda la historia desarrollada hasta aquí y pronuncia las conclusiones y lecciones aprendidas por el Ejército del Perú; a la vez que reconoce que la anhelada pacificación del país se logró gracias a la conjunción de esfuerzos de todos los peruanos que apostamos por la libertad, la democracia y la paz.

 

        La verdad duele, pero el olvido mata.

 

El valor militar encierra una serie de virtudes como el honor, coraje, sacrificio, disciplina, lealtad y patriotismo que son la esencia de un verdadero soldado y que se pone de manifiesto en el cumplimiento del deber.

Museo Metropolitano apuesta por un concepto distinto basado en la alta tecnología visual

El director del proyecto, el cineasta Luis Llosa, comentó a elcomercio.pe que el acceso al público se daría antes de fin de año, pues aún se está en “etapas de ajuste

Fueron más de tres meses de trabajo con profesionales de larga trayectoria para realizar la producción audiovisual que presentará muy pronto el nuevo Museo Metropolitano, inaugurado el domingo pasado.

En diálogo con elcomercio.pe, el director del proyecto “Gran Museo Metropolitano”, Luis Llosa, comentó que dichas producciones audiovisuales incluyen la canción de Chabuca Granda, “Lima de veras”, interpretada por el tenor nacional Juan Diego Flórez.

“Mandamos un equipo para grabarlo en Italia, en Pésaro, donde él se encontraba. Le mandamos la música y él grabó en un estudio de Italia tanto la voz como la imagen”, explicó Llosa, quien agregó que entre casi 50 producciones audiovisuales, también se presentará el holograma de un actor interpretando a Ricardo Palma en su oficina y la llegada de Hernando Pizarro a Pachacamac.

“MUSEO DISTINTO”
“La idea es que el público inmediatamente entienda que es un tipo de museo distinto. No va a haber objetos, no va a haber vitrinas, lo que va a haber es imágenes”, refirió el cineasta, que estimó que el público podrá tener acceso al recinto cultural antes de culminar este año.

“Estamos en etapas de ajustes, hay que entrenar a mucha gente que son los guías, porque van a ser visitas guiadas. Y hay una alta tecnología para lo cual también hay que entrenar a muchas personas”, argumentó Llosa

Actualidad militar

Ayer soldado, hoy un actor.

Carlos Cubas Silva protagoniza película peruana  “El inca, la boba y el hijo del ladrón”.

El largometraje próximo a estrenarse  ha obtenido cuatro importantes reconocimientos, entre ellos el premio:

  The  Global Film Initiative de San Francisco EEUU.

 

En su rostro tiene impregnado el carácter que distingue a todo integrante del Ejército. Su pasión por el entrenamiento físico, la disciplina y la educación con que lleva su vida son las evidencias que hacen de Carlos Cubas un comando ejemplar.

La sonrisa que siempre muestra al saludar, es signo de la vitalidad de su alma, la que trata de canalizar en las diferentes actividades que realiza. Sus compañeros de armas, lo recuerdan por su impecable trabajo realizado en sus años de carrera militar, resaltando su responsabilidad y compañerismo, guarda en su mente y corazón las experiencias de un Comando que ha llevado una trayectoria ejemplar dentro del glorioso Ejército del Perú.

Su Trayectoria Militar.

El Comando Cubas nos cuenta con orgullo sus inicios como cadete. Natural de la cálida ciudad de Iquitos, egresó de  la Escuela Militar de Chorrillos en el año de 1971 y ese sería el primer escalón de su correcta trayectoria en el Ejército del Perú. Durante su vida como militar, el comando Cubas ha realizado diversas actividades como el Curso Regular de Comando, Básico de Paracaidismo, Maestro de Salto, Caída Libre, Básico Blindado y todos los cursos de la carrera militar. Una intensa vida que le ha dado grandes satisfacciones, ya que siempre ha sentido amor por la patria. Por ello podemos decir, que el Comando Cubas siempre estuvo listo y preparado para acudir al llamado de la defensa de nuestra patria.

Paralelamente a su vida militar, Cubas también es  un profesional  del mundo de las comunicaciones y la educación. Realizó estudios en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Católica Santa María de Arequipa. Asimismo, tiene Maestría en Gestión y Administración de la Educación en la Escuela de Post Grado de la Universidad Federico Villarreal y una  Maestría en Ciencias de la Comunicación. Actualmente culminando el Doctorado en Educación  en la Universidad Alas Peruanas

Pero existe otra faceta que el Coronel Cubas nunca imaginó que realizaría: El día en que fue elegido para protagonizar una película y dio un salto a la pantalla grande.

Carlos Cubas, el actor.

“El inca, la boba y el hijo del ladrón”, es un largometraje peruano del reconocido Director Ronnie Temoche Romero, quién eligió al Coronel Cubas para interpretar al personaje principal: El inca.

Cubas ha realizado muchas actividades, pero nunca imaginó desarrollar el rol de un actor. Luego de un riguroso casting, fue elegido para encarnar al personaje principal de la película: El inca. La vida entrelaza el destino de 3 personajes, quienes en su búsqueda personal de hallar la esencia del significado de la existencia, encontrarán la inmersión de sus vidas en caóticas situaciones y, a salir con éxito de ella no dependerá exclusivamente de la suerte, sino, quizá necesiten la ayuda de alguien solidario de corazón, como lo es el Inca.

Carlos Cubas tuvo meses  de grabación intenso en más de 70 locaciones a lo largo de la costa peruana. La película ha sido merecedora de varios reconocimientos, uno de ellos fue el que se le otorgó en Estados Unidos, el premio The  Global Film Initiative GFI, en el Perú premios de Ibermedia y Conacine respectivamente.

Y en el Perú, la crítica no ha sido indiferente a esta película. Según expresaba alegremente Carlos Cubas “El 7 de septiembre del 2010, CONACINE del Perú, ha dado como una de las dos ganadoras del concurso nacional de cine peruano a nuestra película nacional “EL INCA LA BOBA Y EL HIJO DEL LADRÓN”.

Cubas hoy en día

La vida de Carlos Cubas ha estado marcada por un fuerte sentido de superación. Siempre busca aprender algo y como él mismo dice: Siempre estoy en constante aprendizaje, todos los días aprendo algo nuevo y aún cuando ya estoy en retiro sigo estudiando en las aulas, palabras que demuestran su deseo por superarse cada vez más y más. Esto es lo que distingue al Comando Cubas, que siempre está en constante actividad y que nunca se queda conforme con lo que tiene sino que siempre aspira a más.

Hoy en día Carlos Cubas cosecha los frutos de su esfuerzo a lo largo de su vida. Es profesor de Geopolítica del Mundo, Ética del Comunicador Social, Ecosistemas del Perú y Defensa Nacional, asignaturas que lleva magistralmente, ya que su experiencia como educador, comando y miembro del Ejército le permite hablar con fundamento sobre los temas concernientes como docente universitario.

Siempre veremos a Carlos Cubas en acción, sea en las aulas, el cine o en cualquier circunstancia como que es el Secretario Ejecutivo de la Asociación de Comandos del Perú. Un comando ejemplar que ha sido y es orgullo de nuestro glorioso Ejército del Perú.

El Inca, La Boba y El Hijo del Ladrón

En un pequeño pueblo del norte del Perú, tres personajes sencillos y marginales nada tienen ni poseen, pero no se resignan a vivir sin amor.

“El Inca” es un rudo luchador de catchascán que, a la vejez, se queda sin trabajo. Viéndose acabado, sin dinero ni familia, deambula por las calles buscando algo que le dé sentido a los últimos años de su vida.

“La Boba”, una ilusa mesera de restaurant de carretera, sueña con encontrar entre los viajeros que atiende, y en los breves minutos en que devoran sus platos, al hombre ideal, al amor de su vida. Pero cuando lo cree encontrar, empiezas sus problemas.

“El hijo del ladrón” no tiene paz. Todos los señalan con desprecio por ser el hijo del desalmado delincuente que estafó a todo el pueblo. Sólo María lo quiere, su joven esposa que está a punto de parir. Sin esperanza a la vista, decidido a todo, buscará un mejor destino para él y su familia.

Cuando los tres personajes viajen a Lima, la gran ciudad, se cruzarán definitivamente sus destinos.